El tránsito del arte figurativo al arte abstracto y de éste al llamado arte conceptual, es también el tránsito del arte a la autoconciencia del arte.

 

Tel: +(57) 310 91 0960
[email protected]
Carrera 12 # 98 Este – 23, La Florida
Pereira, Risaralda, Colombia

[email protected] || Copyright © 2018 Virtual Network.
Todos los derechos reservados.

Image Alt

Camilo del Mar

 - Arte Espacial  - Una pasión inmensurable

Una pasión inmensurable

El océano ve/ el principio del mundo/ y el océano conoce/ el final del mundo dice una canción japonesa. Y es apenas natural que sea cierto: el agua es, claro está, el inicio y el mantenimiento de la vida. El océano ha estado ahí desde los albores del planeta, y, sin embargo, sigue escondiendo una cantidad de misterios que el ser humano no ha podido resolver. Existen infinidad de lugares inexplorados en la profundidad del mar, con criaturas que probablemente espantarían a cualquiera. En ese orden de ideas, ¿cómo no comparar el océano con el universo, ese otro enigma inmenso? Es una metáfora clarísima, y sin embargo llena de profundidad y belleza (la sensación de belleza que se experimenta el presenciar lo que nos atrae y repele por su majestuosidad, por su carácter insondable e inefable), como la vemos en esta obra pictórica. En el medio aquella espiral que provoca sensación de profundidad es la que plantea, a cada uno de los espectadores, cuestiones distintas que pueden provocar terror, pero un terror cautivador, lleno de misterio: nos coloca cara a cara con lo gigantesco, con lo inexplorado.

Otra duda se plantea gracias al color y al título: el rojo, el rojo de la pasión. ¿Será aquella pasión que siente tanto el artista como el científico, esos dos investigadores de lo increíble? Ambos se deleitan ante los enigmáticos sucesos del mundo natural: una ola, una espiral, el infinito del universo y el infinito del mar. Uno lo intenta describir objetivamente y el otro intenta plasmar la impresión que le provoca desde su subjetividad, pero ambos lo hacen con pasión, con la pasión que encierra lo desconocido.

Mateo Quintero

Post a Comment